Cafeteras de vidrio: yendo a la vieja escuela por un clásico Cup-O-Joe

¿Estás buscando una nueva adición a tu colección de café? ¡No busque más allá de la cafetera vintage!

Vintage y nuevo, en este caso de todos modos, no son términos contradictorios en absoluto.

En esta época, donde la cultura del café está en su punto más alto, ¡la gente está constantemente buscando la próxima gran novedad!

Aeropress y pour over se han elevado a la cima de la jerarquía con cafeína.

La K-Cup tuvo sus momentos de servicio individual en el centro de atención antes de que los ambientalistas exigieran alternativas ecológicas.

Pero parece que las mareas están regresando a raíces más originales: técnicas antiguas para hacer café.

El espresso seguramente no ha pasado de moda. Pero con la gran mayoría de nuestra población actual optando por aventuras al aire libre, necesitamos una forma móvil de obtener una taza fuerte de felicidad mientras viaja.

Aquí es donde vemos que la vieja escuela se vuelve clásica: las cafeteras de estufa están de vuelta en el juego (y no planean dejar la escena).

Pero es importante tener en cuenta que no todas las máquinas de cocina son iguales.

Hay tres métodos principales que entran en esta categoría: la cafetera moka, el método de decocción y la percoladora.

Aunque son similares en su movilidad, son sus rendimientos los que hacen y deshacen.

Las cafeteras moka son geniales si se hacen correctamente. Hacen tazas de café fuertes y oscuras, pero no pueden estar a la altura de su nombre coloquial de «espresso de estufa» porque el vapor producido no aplica suficiente presión. En cambio, son más como un goteo fuerte o una prensa francesa con mucho cuerpo.

Aunque genial en caso de apuro, el método de decocción (también conocido como café de vaquero) es engañoso e inconsistente. Produce tazas llenas de trozos de café descompuestos que a la mayoría de la gente no le gustan, a menos que pase todo el lote por un buen filtro de tejido apretado.

¡Pero no te desanimes! Los percoladores se elevan por encima de estas inconsistencias, lo que los convierte en la mejor cafetera de estufa.

Se necesita un poco de tiempo para dominar, pero lo que no. Todas las variables están controladas por sus preferencias y situación.

¿Qué es una percoladora?

La percolación, por definición, es el proceso de mover un solvente a través de una sustancia porosa y el método se mantiene fiel al vocabulario.

La percolación del café es un método antiguo que satisface a los amantes del café de todo tipo.

Su versatilidad es solo la primera de sus muchas adorables características.

Los modelos anteriores tenían una construcción de aluminio que tenía esa estética rústica.

Su diseño simple y económico hizo que el producto fuera fácilmente replicado y reconocido como el método de preparación perfecto para cualquier ocasión.

¿Sin electricidad? ¡No hay problema! El percolador puede calentarse en una estufa de gas o en una fogata sin perder un buen café.

Cómo preparar cerveza con percolador en 10 sencillos pasos.

#1 Lava tu cafetera

Este método produce un café aceitoso y muy ácido, lo cual es excelente para aquellos de nosotros que preferimos una taza buena y fuerte. Pero es mejor darle un buen fregado al equipo después/antes de cada ciclo de preparación. No quiero sabotear un lote con sabores obsoletos o rancios.

#2 Añade agua a la tetera

Esta cafetera todo en uno proporciona una configuración muy sencilla.

Por supuesto, se prefiere el agua filtrada para una taza de café más limpia. Pero si estás acampando, el agua de manantial es la solución.

Mi mayor consejo es que vigiles tus niveles de H2O. Si su plataforma es de hecho una antigüedad y no tiene un ingenioso indicador de «llenar hasta aquí», le sugiero que llene hasta aproximadamente un centímetro por debajo de la perforación del pico.

Esto evita que el agua no extraída se derrame y pueda quemarte.

#3 Muele tus frijoles

Si ha estado siguiendo alguno de nuestros artículos por un tiempo, sabe cuánto insistimos en que la clave para un buen café son los granos recién tostados, molidos adecuadamente para cada método de preparación.

Sé que esto puede ser un desafío si viaja, pero si puede moler justo antes de embarcarse en su viaje y mantener los posos en un recipiente hermético, debería estar bien.

Una alternativa que puede considerar sería invertir en un molinillo manual de mano.

Independientemente de su elección, apunte a un medio a medio-grueso para obtener los mejores resultados.

Moler demasiado fino y tendrá sedimentos en el resultado final.

Muele demasiado grueso y puedes tener una taza de café débil y poco extraída.

#4 Cesta de carga

Las cestas de posos filtrados son recipientes cilíndricos poco profundos con muchos pequeños agujeros para actuar como filtro.

Sin embargo, puede agregar un filtro de papel para absorber los aceites, si prefiere tazas de café más limpias y brillantes.

Si te gusta el cuerpo y los aceites, el filtro metálico te bastará.

Asegúrese de empacar lo más uniforme y suelto posible. Este método, al igual que la cafetera moka, no proporcionará suficiente presión para empujar el agua a través de un lecho de café molido empaquetado como un disco de espresso.

#5 Adjunte la canasta al tallo

El tallo de este sistema de preparación es el conducto para la magia del café.

Su centro ahuecado actúa como la tubería por la que viaja el agua hervida cuando se convierte en café.

#6 Fije la tapa de la cámara

Esta tapa en forma de disco se asienta sobre la canasta y cumple con la intención original del creador, Hanson Goodrich. “un líquido que estará libre de todos los suelos e impurezas”.

#7 Coloque la pieza central conectada en el hervidor

El tallo tiene una pieza plana que lo mantiene erguido. Su contacto con el fondo del hervidor permite que la tubería se caliente junto con el sistema de preparación.

#8 Establecer en fuente de calor

Fogata, radiador, estufa, estufa, ¡lo que sea! Mientras puedas hacer que este bebé hierva, puedes obtener tu dosis de café.

Te aconsejo que tengas cuidado con el mango. Coloca la olla de forma que el asa no quede sobre la fuente y evita quemarte la mano cuando intentes servir una taza.

#9 Espera

El proceso de preparación puede durar entre 6 y 8 minutos, según tus preferencias.

#10 Servir

Tan pronto como vea el color oscuro (o claro) de su deseo, retire la tetera de la olla y deje que la percoladora se asiente.

Después de la última ebullición, puede verter y disfrutar.

Ahora que conoce los procedimientos, hablemos de lo que sucede realmente durante el proceso de percolación.

El diseño de esta cafetera es simple pero fascinante.

A medida que el agua hierve, el vapor crea un vacío.

Esta presión fuerza el vapor a través del vástago primero. El vapor calienta y humedece ligeramente el suelo antes de que el agua entre en contacto.

Después de que el vapor penetra en el lecho molido, el agua es empujada hacia arriba y a través del tallo.

Luego se vierte sobre el café y fluye de regreso al depósito.

A partir de ahí, es espuma, enjuague repetir.

Percolación = extracción múltiple

La razón por la cual la percoladora fue abandonada durante décadas es que las masas decidieron que los cafés fuertes que toman tiempo para preparar no eran ideales.

Por un tiempo, optamos por cafeteras de goteo que tienen filtro para atrapar aceites y partículas descompuestas, es decir, el cuerpo. ¡Y estas son las características que destaca la percolación!

Si eso suena como su taza de café, permítame presentarle las mejores (y más bonitas) cafeteras del mercado: ¡vidrio!

El percolador Pyrex Vintage Stovetop

Rango de precios: date un capricho

Simpatía: más del 85 % ama este artículo

Tamaño de la porción: 6 tazas

Materiales: cuerpo, vástago, tapa y cesta de cristal. Fondo de cesta de aluminio.

Consejos: comience a fuego medio para calentar todo el equipo antes de subir a fuego alto para que hierva. La base es de vidrio, así que no querrás romperla comenzando alto.

El percolador de estufa de vidrio Medelco

Rango de precios: asequible, cómprame ahora

Simpatía: el 60 % realmente disfrutó este artículo

Tamaño de la porción: 8 tazas

Materiales: cuerpo de vidrio, cesta de plástico duradero, vástago y asa.

Consejos: lavar a mano! Aunque se considera apto para lavavajillas, no querrás deformar el plástico del filtro. También comience con fuego medio y avance hacia arriba para evitar separar la parte inferior de la parte superior.

¡Por qué esperar! ¡Haz clic en cualquiera de las fotos para hacer tu compra hoy!

Cafeteras de vidrio: yendo a la vieja escuela por un clásico Cup-O-Joe

POR FAVOR

Apoya a unos creadores de contenido.
Pausa el bloqueador de anuncios.
Gracias.